Life Climark | REGULACIÓN DEL CLIMA
2540
page-template-default,page,page-id-2540,page-child,parent-pageid-2654,wp-featherlight-captions,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

REGULACIÓN DEL CLIMA

Los ecosistemas forestales, especialmente los bosques arbolados, contribuyen potencialmente a la mitigación del cambio climático gracias a la influencia sobre el ciclo global del carbono; es decir, la vegetación, para crecer, capta el carbono de la atmósfera y lo almacena en el tronco, ramas, hojas y raíces, convirtiéndose así en fijadores o sumideros de carbono. Además, los bosques generan madera que se utiliza como materia prima para la elaboración de productos madereros (palos, mesas, tableros…) donde seguimos manteniendo el carbono almacenado, u otros como la biomasa, que actúa como sustituto de los combustibles fósiles evitando que se generen nuevas emisiones de carbono para estos últimos. 

 

Pero el nuevo paradigma de cambio climático y la escasa gestión forestal actual apuntan al riesgo de reducción de la función fijadora de carbono de los bosques europeos y la disminución de los stocks de carbono actuales.

 

Para contribuir a dar respuesta a los retos, en el marco del proyecto CLIMARK, se estudiarán los mejores itinerarios de gestión forestal que optimicen la capacidad fijadora de carbono y maximicen el tiempo de almacenamiento del carbono, tanto en el propio bosque, como en los diferentes productos madereros obtenidos.

Regulació del clima