Life Climark | ÁMBITO ACTUACIÓN – ITALIA
3025
page-template-default,page,page-id-3025,page-child,parent-pageid-2471,wp-featherlight-captions,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

ÁMBITO ACTUACIÓN – ITALIA

UNIDADES DEL PAISAJE INCLUIDAS EN EL PROYECTO

 

CANSIGLIO


Descripción general del sitio

 

La zona se encuentra en la región del Vèneto, a la província de Belluno (al límit amb la província de Treviso). Forma part de la reserva biogenètica natural Pian Parrocchia-Campo di Mezzo, creada el 1977.

 

El bosque, con el haya (Fagus sylvatica) como especie dominante, cubre un área de 667 ha que se incluye íntegramente en las zonas de protección especial (ZPE, 79/409/CEE) y los lugares de importancia comunitaria (LIC, 92/43/CEE). Desde 1996 el bosque también acoge un punto de la red italiana de vigilancia del ecosistema forestal (CONECOFOR), que forma parte del (PCE Bosques) de la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas (http://www.icpforest.org), que, entre los años 2009 y 2010, fue supervisada a través del proyecto LIFE+ FutMon (http://www.futmon.org).

 

En el bosque hay una larga tradición de gestión forestal: las reglas fundamentales que se aplican són clareo moderado desde abajo o clara mixto, cada 20 años, mientras que la regeneración del rodal se realiza con el sistema de

Al bosc hi ha una llarga tradició de gestió forestal: les regles fonamentals que s’apliquen són clara moderada por lo bajo aclarida mixta, cada 20 anys, mentre que la regeneració del rodal es fa amb el sistema de clara sucesiva. En general, en cada intervención se extraen entre 700 y 1.000 m3 de bosque, una superficie de más de 10 o 15 ha. El Ufficcio Territoriale Carabinieri per la Biodiversità (UTCB) de Vittorio Veneto se encarga de la gestión forestal.

 

Descripción del área de prueba

 

La zona experimental seleccionada para el LIFE+ CLIMARK se encuentra en un hayedo de entre 120 y 145 años, a una altitud que va de los 1.100 a los 1.200 m sobre el nivel del mar. Actualmente, la edad de tala final tiende hacia una edad de rodal indefinida, para ajustarse a las nuevas actuaciones recreativas, paisajísticas y de mitigación del cambio climático. Los parámetros del lugar (elevación, ubicación, suelo, cantidad y distribución de las precipitaciones) son óptimos para el crecimiento de las hayas y estas condiciones contribuyen a prolongar el tiempo de permanencia de los árboles en pie (durada de rotación).

 

Se dedicó un área de 35 ha dividida en nueve parcelas (mas una) a los ensayos de gestión del proyecto LIFE+ManFor C.BD. (www.manfor.eu). Se identificaron tres opciones, que fueron asignadas de forma aleatoria a tres réplicas de las parcelas (de la 1 a la 9). Se definió un grupo de tres terrenos de muestreo circular permanente dentro de cada parcela, de acuerdo con un diseño sistemático para estudiar los parámetros de medición (especie, DAP, altura, ubicación del árbol, categoría social, proyecciones de la copa, etc.).

 

Las tres opciones de gestión propuestas por el Cansiglio fueron las siguientes:

 

  1. Tradicional (local): gestión tradicional, que consiste en la clara por lo bajo o clara mixta, mientras que la regeneración del rodal se realiza con el sistema de clara sucesiva. El personal de UTBC fue el encargado de la selección de los árboles siguiendo las indicaciones de los trabajadores del proyecto LIFE+ManFor C.BD.
  2. Innovadora: consiste en identificar un número indeterminado de árboles dispersos y en buen estado (que suelen pertenecer a las categorías sociales predominante/dominante) y clarear la copa, el tronco y las raíces de los árboles seleccionados.
  3. Intervención diferida: existen motivos para probar la intervención diferida en una etapa posterior a la del contexto de la gestión forestal del hayedo por su amplia aplicación en Italia (por ejemplo, los parques y las reservas nacionales).

 

Se ha definido otra área (sin réplica) para crear la primera «parcela de envejecimiento» (literalmente del francés îlot de sénescence). Consiste en una área de unas cuantas hectáreas (2 o 3 ha) en las que se dejan envejecer de forma indefinida los árboles hasta que mueren y se descomponen; donde se hacen agujeros y en los árboles en pie; donde algunos troncos vivos se cortan parcialmente por el perímetro exterior hasta el cambium para convertirlos en árboles en pie muertos o se corten y se dejen en el suelo con la finalidad de crear microhábitats, nichos y pasos para insectos y la microfauna.

LORENZAGO DI CADORE


Descripción general del sitio

 

Los bosques del municipio de Loranzago di Cadore, en la región del Veneto, provincia de Belluno, cubren un área total de 1.100 ha y se caracterizan por combinar pícea, abeto, haya y alerce (Picea abies, Abies alba, Fagus sylvatica, Larix decidua). La zona de Lorenzago di Cadore forma parte de una de las zonas de protección especial mas extensas de los Alpes (ZPE IT3230089 «Dolomites de Cadore i Comelico») y contiene dos lugares de importancia comunitaria (LIC, 92/43/CEE). Los bosques de Lorenzago han obtenido el certificado PEFC para la gestión forestal sostenible.

 

Descripción del área de ensayo

 

El sitio seleccionado en el proyecto LIFE+ManFor C.BD. se encuentra en un bosque mixto de coníferas (abeto común, 51%; pícea común, 46%; alerce europeo, 2%, haya, 1%) de edades diferentes, situado entre 925 y 1.220 m  sobre el nivel del mar y gestionado tradicionamente mediante el sistema de selección.

 

Los ensayos de gestión forestal se realizaron en 25 hectáreas y se publicaron dos opciones de gestión diferentes, que se exponen a continuación:

 

  1. Tradicional (local): cada n años la práctica incluye, simultáneamente: i) el arrastre de los árboles madures; ii) la clara de nivel intermedio; iii) la tala progresiva de los lados alrededor de las parcelas de regeneración definidas para favorecer el crecimiento adecuado; iv) la tala de los troncos defectuosos y la destrucción completa de los árboles. El sistema de transporte con caballos que se utilizaba en el pasado permitía arrastrar los árboles maduros dispersos con frecuencia; hoy en día el uso de tractores facilita el arrastre, pero de alguna forma es necesario concentrar las talas en el suelo.
  2. Innovadora: actualmente el arrastre de unos cuantos árboles madures y la clara de los árboles de dimensiones intermedias se organiza en grupos pequeños y permite intervenciones mínimas gracias a la cosecha mecanizada. Las prácticas innovadoras se han aplicado a menudo abriendo vías de deforestación con una longitud de 60 m (1½ altura máxima) y una anchura de 20 m (½ altura máxima). Estas «claras ligeras» tienen una orientación NO-SE. Se favorecen los árboles de hoja grande y la regeneración joven en las vías y, a continuación, se liberan. La regeneración del haya (erradicado en el pasado por su poco valor en comparación al abeto común o pícea común) siempre se fomenta para mejorar la diversidad de especies arbóreas.

 

En el sitio se crearon 6 parcelas de muestreo permanente (con un radio de 30 m) para representar la variabilidad del bosque y los tratamientos.